Blog Bea Soldado

Blog

Joyas en tendencia esta temporada

En materia de moda, esta temporada otoño/invierno 2021-2022 ha venido plagada de cambios. Muchas cosas entran y otras salen y esto no pasa desapercibido cuando se trata de joyas.
Aunque los clásicos de toda la vida seguirán siendo ponibles, merece la pena prestar atención a las joyas de moda que entran en el panorama, ya que junto con los clásicos permitirán sacar el máximo partido a tu estilismo. ¿Te interesa lo que lees? Entonces no te puedes perder lo que te cuento en esta ocasión.

Tendencias otoño/ invierno 2021-2022 en joyería

Antes de meternos de lleno en materia, no debes olvidar que cuando hablamos de “clásicos”, “joyero cápsula” o “joyas de toda la vida”, nos referimos a aquellas joyas que son atemporales; aquellas que por la época de tu abuela se llevaban y a día de hoy no han pasado de moda.

Un ejemplo muy fácil de identificar sería el anillo de diamantes. Esta joya preciosa resiste al paso de generaciones, con la única premisa de que la forma en la que se usa y combina sí que va variando en función de las tendencias en joyas que van surgiendo. Mientras que hace unos años el anillo de diamantes se llevaba solo, hoy en día se lleva junto con otros anillos en distintos dedos o incluso en el mismo, con el fin de crear combinaciones favorecedoras para las manos.

Al final, si algo define bien el uso de joyas es la personalidad, ya que cada joya conforma un elemento único que suma al estilismo de cada uno, de ahí que se presten tan bien a la moda.

Teniendo esto en mente ya sí que podemos centrarnos en lo que vendrían a ser las tendencias de esta temporada. Básicamente, estas tendencias serían aquellas que se han visto en pasarela y en breves comenzarán a verse versionadas en cadenas low cost y en tiendas de bisutería.

En concreto, esta temporada toca darle la espalda al minimalismo más austero para dar rienda suelta al estilo más creativo, kitsch o extravagante. Para ubicarte algo más, es probable que, si sigues cuentas de moda en redes sociales, hayas escuchado o leído que vuelven las tendencias del 2016, pues se refieren justo a esto.

Colgante inicial Oro
Comparte este artículo
Suscríbete a nuestra newsletter

ESPECIAL DÍA DE LA MADRE

Blog ESPECIAL DÍA DE LA MADRE Se acerca el primer domingo de mayo, y con él celebramos como cada año ...

NUEVO EN BEA SOLDADO

Blog NOVEDADES EN BEA SOLDADO Bea Soldado es una marca que se caracteriza por estar diseñando e incluyendo continuamente en ...

Entonces, ¿qué es lo que se lleva?

Comenzando por lo más característico del 2016, toca volver a darle la bienvenida a las joyas con flecos, pero esta vez en su versión más refinada, ya que el hilo se cambia por la pedrería.

La clave, como estarás comenzando a intuir, va en la línea de lo vistoso y no en vano, regresa el chevalier o anillo de sello, ese característico anillo grande que suele estar en todas las familias y se lleva en el dedo meñique. Con respecto a esto, ten en cuenta que las joyas de oro en la moda siempre terminan resultando atemporales, de modo que el chevalier siempre será un aliado que te conviene en el joyero.

Algo parecido pasa con los broches, ya que pese a todo pronóstico resulta que los rimbombantes broches que llevaba tu abuela pasan a ser lo más chic del momento, lo que resulta especialmente interesante para darle un toque único a prendas básicas. Desde formas geométricas, hasta flores o logotipos se abren paso para coronar tus looks.

En el caso de los pendientes, que desde hace varias temporadas han sido muy populares en su versión maxi, la cosa aumenta aún más y es que se lleva el XXL, sea a modo de flecos, flores o brillantes. La idea es enmarcar la cara y jugar con la tendencia monocromática que se lleva en la ropa. Así, unos pendientes largos de oro cayendo sobre un cuello vuelto negro serían considerados de lo más in.

Y más de lo mismo pasa con las perlas. Ante el regreso del estilo preppy y old money, no se ha dudado ni un momento en rescatar lo más característico que son las perlas, pero bajo un concepto XXL inspirado en Audrey Hepburn.

 

Considerando estas tendencias quizás haya algunas que te convenzan más que otras, piezas que puedas rescatar de tu joyero, así como otras en las que te convenga invertir de cara a futuro. ¿Cuál es tu caso? ¿Hay alguna tendencia que vayas a incluir en tu estilismo? ¡Cuéntame!